top of page
logo_primario_celeste_sin_fondo.png
  • Facebook
  • Pinterest
  • Instagram

Mi balance personal: Gratitud

Todavía no había terminado noviembre y ya habían muchas cuentas en redes sociales hablando sobre el balance del año con foco en la planificación del próximo.


No te voy a mentir. En ese momento no estaba preparada para hacerlo e incluso sentí que me estaban apurando. Por un instante hasta me enojé conmigo por no poder con todo. Así que decidí soltar la presión y hacer una pausa.


Después de unos días empecé a repasar el año y de a poco logré poner en palabras mis grandes logros, mis aprendizajes, mis oportunidades de mejora y hasta qué me gustaría transitar el próximo año.


En este artículo comparto mi recorrido hacia mi balance personal 2022 y cómo llegue a la gratitud.


Con Nil en la panza

¿Qué es un balance personal?


Lo primero que se me vino a la cabeza fue preguntarme qué es un balance personal y para qué sirve. No quería hacer algo porque todos lo estaban haciendo sino que necesitaba saber si era algo que me iba a sumar a nivel personal y profesional y si realmente tenía ganas de hacer.


Desde el punto de vista financiero un balance personal muestra la situación financiera (activos, pasivos y patrimonio) en un momento determinado y es muy adecuado para conocer las posibilidades y los recursos disponibles.


En otras palabras (y sacando el contexto financiero), podemos decir que lo que busca es analizar y reflexionar sobre determinados comportamientos en un período de tiempo y, a partir de eso, tomar nuevos caminos que nos acerquen a nuestros objetivos.


Fue este último enfoque que me permitió entender la importancia de hacer un balance más allá de lo financiero para entender dónde estoy y qué quiero seguir construyendo.


Mis hitos


☑️  Sin duda que el nacimiento de Nil, nuestro segundo hijo, fue el gran hito del año a nivel personal y familiar. Fue y sigue siendo una gran revolución de esas que te ayudan a crecer, a conectarte contigo y a poner el foco en lo realmente importante.


☑️  En mayo pudimos hacer el viaje familiar a Palma de Mayorca para celebrar el cumpleaños de 60 de mi mamá que tuvimos que postergar en 2020. Fue hermoso reencontrarnos como familia, poder finalmente conocer a mis sobrinas y disfrutar de estar todos juntos después de tanto tiempo.

Lo hicimos 2 meses antes del nacimiento de Nil lo que nos permitió disfrutar el primer y único viaje como flia de 3.


Palma de Mallorca en familia

☑️  A fines del año pasado comencé el rebranding de mi marca personal que terminé de cerrar este año con el rediseño de mi página web con ecommerce. Crear una marca personal no es un camino fácil. Implica un constante descubrimiento personal y profesional que se mezclan en el diseño de la marca. Sin duda que el resultado no es definitivo sino que va a seguir evolucionando junto conmigo y mi profesión.

☑️  Haber lanzado mi escuela online de interiorismo junto con mi primer curso online: Creá tu espacio home-office fue uno de mis grandes logros a nivel profesional. Enseñar se ha vuelto mi propósito y empezar a materializarlo de esta forma, teniendo en cuenta mis circunstancias personales, me llena de orgullo.



Mis aprendizajes


☑️  A lo largo de mi emprendimiento necesité hacer pausas en redes sociales (de hecho, estoy en una este momento). Las primeras veces que lo hice me sentía con culpa, no lograba disfrutar de la pausa, sentía que estaba fallando en algo e incluso me costó mucho retomar la comunación. Sin embargo, todas esas pausas signifiacron una reconexión conmigo, me ayudaron a aclarar mi cabeza y me permitieron crecer en mi emprendimiento.


☑️  ¡Qué difícil y qué necesario que es encontrar el equilibrio! Es algo que sigo aprendiendo todos los días y a lo que le doy prioridad. Lo que más me costó fue identificar la falta de equilibrio porque no se trata de algo racional sino que tiene que ver con mi forma de vivir y sentir. Escucharme y dar lugar a lo que necesito más allá de mi agenda y mis objetivos ha sido clave para mi crecimiento personal y profesional.


☑️  A principio de año me propuse objetivos que no estaba segura de poder cumplir pero que sabía que eran importantes para la construcción de mi emprendimiento. Tener esto claro desde el inicio del año me permitió trabajar más enfocada y tomar mejores decisiones.

☑️  Como buena pisciana soy una gran soñadora y me cuesta mucho tener los pies en la tierra. Amo imaginarme miles de posibilidades y confiar en que cualquiera de ellas se puede volver realidad. El problema está en que cuando eso no ocurre me frusto mucho. Asi que para controlar un poco esto, antes de pasar a la acción, me tomo un tiempo para analizar las circunstancias y pensar bien qué camino seguir.


Oportunidades de mejora


☑️  Sin duda que necesito mejorar algunos hábitos que tienen que ver con mi trabajo diario. Establecer rutinas de trabajo que me permitan mantener el foco y trabajar día a día para alcanzar mis objetivos.


☑️️ Soltar la perfección es algo en lo que vengo trabajando hace un tiempo pero todavía no logré hacerlo al 100%. Abrazarme a lo imperfecto, al proceso y a la incertidumbre para poder disfrutar de este camino y seguir creciendo.


☑️ Hasta ahora prácticamente todo lo que tiene que ver con mi emprendimiento lo hice sola y no me arrepiendo de haberlo hecho asi. Entiendo que necesitaba vivir mi proceso para poder definir bases sólidas sobre las cuales construir. Sin embargo, siento que esa etapa pasó y ya es momento de empezar a delegar algunas cosas para poder efocarme en áreas más estratégicas.


¿Qué se viene?


☑️ Sigo construyendo mi marca personal y este año arranco con un curso de branding personal que me tiene muy entusiasmada.


☑️ Ya empecé a bocetar un nuevo curso online enfocado en diseño de espacios comerciales para pymes.


☑️ Estoy haciendo nuevas alianzas y generando nuevos proyectos en conjunto que estoy segura van a ser un éxito (todavía no te puedo adelantar nada).


Y hay más cosas en camino que te voy a ir contando a lo largo del próximo año.


¿Cómo me siento después de hacer este balance?


Mientras lo hacía no podía dejar de pensar en esa Nicole de junio de 2020 cuando se dio cuenta que no conocía a su hijo realmente y por eso decició buscar su camino emprendedor y empezó escribiendo un blog sobre interiorismo como parte del proceso.


Marzo 2020 en plena pandemia

Me propuse romper con algunos estereotipos en torno al diseño de interiories y crear un servicio que compañe, guíe y enseñe a las personas durante el proceso de diseño.


A su vez, busqué crear un modelo de negocio que me permita acompañar a mis hijos en su crecimiento, tener tiempos de autocuidado y una agenda flexible que me permita equilibrar diferentes aspectos de mi vida.


Me veo ahora, dos años y medio después, y no puedo evitar agradecer a esa Nicole por su visión y valentía animándose a salir del molde y hacer algo diferente.


No lo hice sola.

Si estoy donde estoy es gracias:

a mi pareja, mi gran compañero en este camino,

a mis padres, mi sostén y mis fans número 1,

a mis hermanos grandes bancadores de cacbeza,

a mis amigos por haberse animado a ser conejillos de indias y animarme a no bajar los brazos,

a mi nueva de red de mujeres emprendedoras con quienes compartir cada paso, frustraciones, nuevas ideas y mucho más.


Si pienso en una sola palabra que resuma mi balance es GRATITUD:

por poder disfurtar de lo que hago,

por haber tenido el tiempo para construir y desarrollar lo que quiero hacer,

por no estar sola,

por todo lo que se viene.


Gracias por acompañarme en este camino.

Se viene un 2023 de grandes cosechas y no puedo estar más agradecida.



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Pinterest
  • Instagram
casa_celeste_edited.png

Copyright 2021 © Nicole Sosenke

bottom of page